All for Joomla All for Webmasters

http://aag.org.ec/templates/sj_stabwall/images/logo-loading.png

¿Qué hacer con el auto cuando te vas de vacaciones?

Lo tienes todo preparado para coger el avión y marcharte lejos, pero, ¿dónde vas a dejar tu vehículo?

Llegó el momento que tanto estabas esperando. Tienes las maletas más que preparadas, los planes bien elaborados para saber qué visitar, dónde y cuándo visitarlo; los billetes del avión listos, todo preparado en casa para marcharte y los nervios a flor de piel por la emoción de lo que te espera. Pero, de repente, te acuerdas de qué hacer con tu coche para buscar aparcamiento en el aeropuerto de Madrid.

Esta duda es algo que muchos obvian y con la que se topan de bruces a la hora de abrir la puerta y marcharse. Cuando es necesario cogerlo para desplazarse al aeropuerto, se convierte en un tema más espinoso todavía, ya que pocos saben qué hacer con él una vez vayan a coger ese vuelo que los lleve a esas merecidas vacaciones. Sin embargo, lo cierto es que hay muchas maneras de preservar nuestro preciado vehículo y procurar que no le pase nada en nuestra larga, o no, estancia fuera.

Lo ideal es plantearse este asunto de primeras, sin posponerlo, para evitar sorpresas e inconvenientes de última hora. Como decimos, soluciones hay muchas, y para llegar a ellas lo mejor es sopesar el asunto desde el comienzo, sin dejarlo para el final y caer en el agobio, las prisas y los nervios que suelen acompañar a las horas previas al viaje.

¿Quieres andar sobre seguro y saber qué hacer de antemano con tu coche a la hora de viajar? Pues entonces coge lápiz y papel para apuntar todo lo que te vamos a contar a continuación. Te adelantamos que te va a servir.

Parking en aeropuertos

¡Sorpresa! En teoría, todos los aeropuertos actuales cuentan con una zona para que los viajeros dejen su coche durante su estancia en el exterior. En casos como el del aparcamiento en el aeropuerto de Madrid, puedes registrar tus necesidades a través de una página web. Así, con solo coger tu móvil o tu ordenador, entrar en ella y rellenar los datos necesarios, puedes elegir tanto los días como las horas de llegada y recogida y la zona donde quieres que permanezca tu vehículo.

Esta es una de las opciones más seguras, ya que la vigilancia de los parkings en aeropuertos es total y constante. Si quieres irte fuera con total tranquilidad y sin tener que preocuparte por lo que pueda pasarle a tu preciado coche, te recomendamos que elijas esta opción aunque tengas que hacer un buen desembolso económico. No te arrepentirás.

Quien tiene un amigo, tiene un tesoro

Si tienes alguien de confianza a quien acudir, entonces ni te plantees la duda. A veces es mejor contar con alguien a quien conozcas bien para que guarde ese bien tan preciado que es un coche. Puede que tenga que llevarte también él mismo al aeropuerto para luego llevarse el vehículo a casa, a su garaje, o simplemente para que le dé una vuelta de vez en cuando y así nadie caiga en la tentación de robarlo.

Pide a esa persona, en caso de que no tenga lugar donde resguardarlo, que lo coja de vez en cuando y trate de aparcarlo en calles distintas. De esta forma, no llamará la atención de posibles ladrones por permanecer siempre en un mismo sitio sin moverse. Ahora bien, en caso de que tenga una plaza de garaje de sobra o un lugar seguro donde dejarlo, que directamente lo deje aparcado ahí hasta el día que vuelvas.

Alquila una plaza de garaje

No es la opción más práctica, pero sí una de las más seguras. En caso de no conocer a nadie que pueda dejarte un lugar para el coche ni tampoco de fiarte de los aparcamientos de aeropuerto, siempre puedes optar por alquilar una plaza en un parking durante unos días (siempre y cuando el arrendador contemple la posibilidad) para dejar tu vehículo ahí mientras te vas de viaje.

El mayor inconveniente de esto es que ni es la vía más económica ni tampoco es fácil encontrar a alguien dispuesto a hacer un alquiler por días. Hay algunos, públicos, en los que solo has de pagar la plaza durante las horas en las que el coche permanezca ahí; pero como decimos, es una opción bastante más cara de lo que muchos estarían dispuestos a pagar.

Evidentemente, todas estas propuestas quedan fuera en el momento en el que poseas una plaza de garaje. En ese caso, la mejor opción es dejar tu vehículo ahí y solicitar un taxi o alguien que te lleve y te recoja del aeropuerto para olvidarte de complicaciones. Como en casa, en ninguna parte, y lo mismo se puede decir de un automóvil y su parking de costumbre.


 

Fuente: http://www.rondasomontano.com/revista/121074/ 
Top