All for Joomla All for Webmasters

http://aag.org.ec/templates/sj_stabwall/images/logo-loading.png

Así serán los aeropuertos del futuro

La mayoría de las veces, el destino favorito o ese que hemos planificado y deseado disfrutar con todas nuestras ganas está detrás de un vuelo. Claro que antes es preciso pasar un sinfín de eternos procedimientos: esperar largas colas para facturar, dar interminables paseos entre kilométricas terminales para llegar a las puertas de embarque, pasar los distintos controles de seguridad… En definitiva, una experiencia que nos roba más tiempo del que nos gustaría.

Sin embargo, todo apunta que este panorama tiene los días contados, pues cada vez son más las aerolíneas y empresas que idean y estudian nuevos conceptos de aeropuerto para mejorar la experiencia de los viajeros, que, dicho sea de paso, son cada vez más. Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), «la cuota de viajes en avión creció un 56 % en 2019, en detrimento del terrestre que se ha reducido del 49 % al 39 %». Bajo esta premisa, ¿qué características tendrán los aeropuertos del futuro?

Las nuevas tecnologías serán las reinas

 

Cola en el aeropuerto.

 

Angela Gittens, directora general del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI World), declaró al periódico estadounidense New York Times que la clave en los aeropuertos del futuro está en «aprovechar la tecnología, pues facilitará la forma en que los viajeros pasan por ellos, ayudándoles a desplazarse por los edificios de manera más rápida y eficiente».

En todo ello, la biometría desempeñará un papel fundamental, ya que evitará que las personas tengan que detenerse y hacer cola. Así que si estas pueden moverse, no necesitan tanto espacio”.

Estancias automatizadas

El paso del viajero por el aeropuerto será más rápido, cómodo y eficiente, pues todos los procesos estarán completamente automatizados. Tanto es así que algunos expertos vaticinan que apenas habrá empleados en las terminales.

 

 

 

Esto se traduce en el establecimiento de un check-in automático y rápido, lo que supondrá la eliminación de los mostradores y las colas de facturación, la monitorización a través del móvil de los tiempos de espera, la aplicación de la tecnología de reconocimiento facial y retina en lugar de pasaportes y el uso de escáneres corporales moleculares en los controles de seguridad, desplazando a los actuales e invasivos sistemas de seguridad y, por lo tanto, disminuyendo el tiempo de embarque.

Además, se crearán etiquetas digitales para las maletas, que darán la posibilidad de seguir y controlar nuestro equipaje durante el viaje e incluso obtener información y detalles sobre el vuelo o el destino.

Serán aerociudades, el punto de partida de las vacaciones

 

Aeropuerto de Singapur.

 

La idea es que los aeropuertos dejen ser un espacio en el que perdemos más tiempo del que, en muchos casos, duran los vuelos y se conviertan en un lugar amigable con todas las comodidades, posibilidades de ocio y distracciones; el punto de partida de nuestras vacaciones. Por ejemplo, tendrán jardines, suelos interactivos, tiendas de compra virtuales, espacios más amplios, galerías de arte, centros de bienestar, piscinas e incluso cines en 3D. Aún nos parece difícil únicamente imaginarlo, pero todo apunta que se convertirán en lugares de los que no tendremos ganas de irnos.

Pero las ideas para reconvertir los aeropuertos son muchas. Basta con echar un ojo a los resultados del concurso ‘Fentress Global Challenge 2019’, promovido por Fentress Architects, que invitó a los arquitectos de todo el mundo a imaginar cómo serían los aeropuertos en el 2075. Se presentaron más de 500 participantes con ideas de lo más innovadoras, y el ganador fue Daoru Wang, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Ideó el aeropuerto Infinity, así denominado porque presenta dos siluetas superpuestas del símbolo infinito -un ocho acostado-, lo que «simplifica el proceso de carga y descarga, así como el ascenso y el descenso de los pasajeros». Además, lo concibe como un lugar de paso con diseño eficiente y elegante, que mejorará la experiencia del viajero».

En segundo lugar quedó Samantha Pires, del Instituto de Tecnología de Nueva Jersey. Apostó por un aeropuerto ubicado en el centro de la metrópolis, inspirándose en el modelo de aerotrópolis, es decir, una ciudad organizada en torno al aeropuerto promovido por John Kasarda. Así que, viajeros y viajeras, no perdáis la esperanza, porque todo apunta que volar ya no será la parte más desagradable del destino.


Fuente> https://www.publico.es/viajes/asi-seran-los-aeropuertos-del-futuro/

 

 

Top