Cómo conseguir vuelos y viajes baratos

Para poder conseguir vuelos para viajar donde queramos por menos dinero, es preciso seguir algunos consejos que pueden marcar un poco el devenir de esas búsquedas, puesto que si nos conformamos con lo primero que veamos seguramente pagaremos bastante más.

Al igual que cuando vamos a comprar un coche pedimos precios en varios concesionarios, podemos esperar a fechas señaladas en el calendario o nos servirmos de ayudas gubernamentales, para conseguir volar y viajar por menos precio, es indudable que debemos realizar algo parecido.

Nosotros os vamos a contar varios consejos para conseguir que dichos vuelos os salgan más baratos y así el viaje se reduzca considerablemente en su coste.

Veamos cuáles son esos consejos y como debemos ponerlos en práctica para que nuestro gasto en vuelos sea menor.

 

Webs y buscadores de vuelos


Como es normal podemos servirnos de webs especializadas en todo este mundo de los vuelos para hacernos una idea de los precios y comprar billetes en distintas aerolíneas.

Es la manera más sencilla y visual de tener toda la información a mano, es decir, saber cuándo salen los vuelos, cuál es la aerolínea, cuánto dura el viaje, si hay o no escalas y por supuesto el precio de cada una de las opciones.

 

 dentro del avión


Además, en la mayoría de las webs de este tipo, como Skyscanner o Kiwi, se pueden ver los días en los que ese mismo trayecto es el más barato, por si tenemos posibilidad de cambiar los días de vuelo, e incluso crear una alarma para que nos avisen de la variación de precios.

Kiwi en concreto es una de las webs que buscan llegar a tu vuelo haciendo escalas en diferentes aeropuertos para conseguir que te cueste menos dinero.

Otros buscadores muy buenos para buscar los vuelos más baratos para nuestro viaje son Kayak, Google Flights o Vuelosbaratos.

 

Aerolíneas low-cost


Otra buena opción puede ser la de mirar el vuelo que queremos hacer en alguna aerolínea low-cost antes de una de las generalistas que existen hoy en día.

Estas compañías, en su inmensa mayoría, son la marca blanca de aerolíneas grandes, por lo que no debemos tener ningún miedo por el hecho de ser low-cost.

De todas maneras, aunque en estas compañías el billete te sale más barato, debes estar atento, puesto que puede ocurrir que no tengas incluidos ciertos servicios como la facturación del equipaje, lo que a la larga encarecerá el coste final del servicio.

Hay que ser flexible

 Avión aterrizando

 

Si verdaderamente queremos encontrar el billete de avión más barato, debemos ser muy flexibles en las fechas en las que queremos viajar. Puede haber una diferencia bastante grande de volar uno u otro día, por lo que lo mejor sería encontrar los mejores días para la ida y la vuelta.

Pero también debemos ser flexibles en considerar no hacer el viaje de manera directa, sino que paremos en algún aeropuerto intermedio. Esto puede hacer que nos ahorremos un buen número de euros, aunque arriesguemos que un retraso nos haga perder el otro avión. A veces no se consiguen las cosas sin un poco de riesgo.

 

¿Un billete de ida y vuelta o dos billetes?


Tenemos la costumbre de pensar que, si compramos un billete de ida y vuelta, nos va a salir más barato y en algunas ocasiones puede que sea cierto, pero en otras está lejos de ser verdad.

Hay veces que puedes conseguir un vuelo de ida a muy buen precio y en la vuelta optar por otra aerolínea distinta para de esta manera ahorrarte dinero. Claro que con esta opción no lo tienes todo integrado y debes ir a otra compañía, pero la cuestión es que dejas de pagar dinero.

 

Aeropuertos cercanos


También podemos optar por otros aeropuertos que no sea el de nuestra ciudad o el que nos quede más cerca.

Algunas veces salir de otro aeropuerto puede hacernos que el viaje sea más barato, por lo que podría ser una buena opción conseguir un billete de ese aeropuerto para ahorrarnos unos cuantos euros.

 

 Aeropuerto

 


Está claro que en este caso también hay que contar el gasto del desplazamiento hasta el nuevo aeropuerto, pero os aseguramos que una buena cantidad de veces compensa hacerlo.

Para la vuelta, esta también puede ser una buena opción. Es decir, podremos volver desde un aeropuerto que no sea el mismo al que hemos llegado.

Para conseguir esto debemos haberlo tenido muy claro desde el principio y así ya llevar el billete o arriesgarnos, para que durante el viaje busquemos la mejor opción para volver desde donde estamos o desde un aeropuerto diferente.

 

Horas y días impopulares


También podemos encontrar buenos descuentos al viajar en días y horas en los que a la inmensa mayoría de la gente no quiere coger un avión. Puede ser algo radical, pero el viaje será mucho más barato si intentamos volar justo después de Navidad, por poneros un ejemplo.

Tampoco es demasiado demandado, aunque también depende mucho del destino, volar a última hora de la noche.

El momento preciso para comprar un billete

 

 Billetes de avión

 

Puedes servirte de aplicaciones como Hooper para saber cuál es el mejor momento para comprar un billete de avión. Es válido tanto para Android como para terminales de Apple.

En Hooper, y herramientas similares, pueden mostrarte información, muchas veces en forma de gráfico, de cuál ha sido el histórico de precios de ese vuelo que quieres en concreto, para así lograr predecirte cuando va a sufrir una bajada en el valor y así ahorrante un buen dinero.

Evidentemente es una predicción y como tal puede fallar, aunque es cierto que suelen acertar en gran medida.

A veces conviene pagar más


Hay ocasiones en las que puede que nos sea factible pagar algo más por un billete de avión.

Por ejemplo, si el billete en una low-cost es más barato, pero a la hora de la verdad nos pueden cobrar por ciertos servicios que para nosotros son básicos.

En ese caso puede que, si sumamos todos esos extras, el billete de la low-cost sea más caro que el de la empresa generalista y, por lo tanto, conviene comprar el viaje a un precio algo superior.

El overbooking puede ser algo bueno
Puede ocurrir que el overbooking de un avión sea algo bueno para nosotros. Sabemos que esto no es conseguir el vuelo más barato, pero sí que debemos conocer cuáles son nuestros derechos, por si llega el caso de que nos vemos afectados por algo así.

Tal vez, por culpa de vender más billetes que plazas en un avión, una práctica que hacen alguna vez las aerolíneas, tenemos que quedarnos en nuestro destino y salir, por ejemplo, un día más tarde.

Esto significará que podemos reclamar una compensación económica en función de la distancia del vuelo.

Corta distancia (vuelos de hasta 1.500 kilómetros): 250 euros.
Distancia media (entre 1.500 y 3.500 kilómetros): 400 euros.
Larga distancia (más de 3.500 kilómetros): 600 euros.
Con todo lo que os hemos contado y una buena dosis de paciencia, seguro que lograréis tener los vuelos más baratos posibles para el viaje que queréis realizar.

No hay mejor forma de comenzar unas vacaciones o cualquier tipo de viaje que ahorrando un buen puñado de euros en los billetes de avión.


Fuente: Cómo conseguir vuelos y viajes baratos | Tecnología - ComputerHoy.com 

Contactos

Aeropuerto José Joaquín de Olmedo Edificio Administrativo, 1er Piso

(593) 4 2169209

info@aag.org.ec

Traductor

Ubicación

Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil Fundación de la Muy Ilustre Municipalidad de Guayaquil
Aeropuerto de Guayaquil