El desarrollo de las aerolíneas de ‘low cost’ en Latinoamérica

Imprimir

El modelo de aerolíneas de “bajo costo” o simplemente “low-cost” por su designación en inglés, comenzó en la década de los ‘70s con el surgimiento de Southwest Airlines en EE.UU.

En ese momento no se conocía como un tipo de negocio de aerotransporte, simplemente como la forma en la que la empresa decidió operar, ofreciendo tarifas bajas con un servicio a bordo muy básico, para atraer clientes en el periodo en que todavía el mercado estadounidense estaba muy regulado. Pero ¿Cómo ha sido el desarrollo de las aerolíneas low cost –de bajo costo- en Latinoamérica?

Al final de la década vino la desregulación, lo que le permitió a Southwest expandirse muy rápidamente hasta convertirse en una de las mayores aerolíneas del país tanto en flota como en pasajeros transportados. La manera de hacer negocio no es un secreto, no se tienen hubs como tal ni se trata de ofrecer la transportación a través de conexiones, sino servicios, en su gran mayoría, de punto a punto, originalmente buscando aeropuertos secundarios para tener menores costos, servicios mínimos o con costo adicional, para poder ofrecer las tarifas más bajas posibles. Y con una flota estandarizada para reducir costos y aviones con la mayor cantidad de asientos posible.

El negocio fue después imitado por otras aerolíneas tanto de ese país como en otras latitudes, primero en Europa con Ryanair como su principal exponente, además de easyJet y Wizz Air; así como Asia en donde destacan Air Asia, Jetstar, entre otras. Cabe destacar que las aerolíneas que compitieron con Southwest desde un inicio con el mismo modelo de negocio, ninguna existe ya, algunas se fueron fusionando con otras, incluyendo a Southwest, o cerraron sus operaciones. Pero sigue habiendo competidores nuevos todo el tiempo, como es el caso de las nuevas Avelo y Breeze, o las ya consolidadas Frontier y Spirit que están a punto de fusionarse.

¿Pero qué pasó con el mercado latinoamericano? ¿Por qué no ha habido un crecimiento tan fuerte como en otras partes? En el último par de décadas sí lo ha habido, aunque con diferentes ritmos en cada país, esto principalmente porque para que las aerolíneas de bajo costo tengan un desarrollo importante debe haber una liberalización del mercado, que deje de haber restricciones de vuelos y rutas como tradicionalmente había para proteger a las aerolíneas bandera con modelo de negocios tradicional.

 

México

En México la primera aerolínea del tipo fue Taesa en los ‘90s, su problema fue la mala administración que los llevó a hacer vuelos incluso ilegales por las horas que las tripulaciones trabajaban o el nivel de combustible que llevaban. Además del desorden en sus registros de mantenimiento que ya los traía en la mira de la FAA, el cambio de gobierno en México les quitó el apoyo que tenían y finalmente fueron puesto en tierra luego del accidente de un DC-9 al despegar de Uruapan.

Con la liberación del mercado surgieron otras como Saro, Estrellas del Aire y varias más que no aguantaron el paso del tiempo, incluso Avolar no iba mal pero no pudo con la presión de Volaris en Tijuana. De hecho, las primeras aerolíneas creadas con toda la seriedad para ser de bajo costo y no solo improvisaciones en el negocio, fueron Volaris e Interjet. La primera derivó después en ultra bajo costo con sus principales centros de operaciones en Tijuana y Guadalajara, mientras que la segunda ofrecía bajas tarifas con servicio incluido, tipo JetBlue, con sede en la Ciudad de México. Hoy Interjet ya no está, pero Viva Aerobus se convirtió en la tercera aerolínea del país. Y vienen más, como Aerala. Y Volaris busca extender su presencia con aerolíneas locales en Centroamérica trabajando como subsidiarias de la aerolínea mexicana.

 

Brasil

En Brasil, GOL Linhas Aereas inició en 2001 y con el tiempo se convirtió en la más grande del país, dejando en el camino a la legendaria Varig que no supo adaptarse a los nuevos tiempos. Mientras que Azul, del empresario David Neeleman, mantiene un modelo híbrido tipo JetBlue, con bajas tarifas, pero con ciertos servicios incluidos, incluso ofrecen clase superior en vuelos largos.

 

Chile

En Chile también se ha permitido el desarrollo de nuevos competidores, aunque Ladeco fracasó, han surgido otras como JetSmart y Sky Airline que de hecho han extendido sus servicios a otros países.

 

Colombia

Colombia también ha permitido el desarrollo de los nuevos competidores, Viva Air Colombia fue fundada por los socios del Grupo Ryanair (al igual que Viva Aerobus que después se separó quedando completamente en manos mexicanas) con la idea de tener filiales en el continente, aunque hasta ahora solamente hay una filial en Perú. Y Wingo, filial de la panameña Copa, creada a partir de lo que era Aero República.

 

Argentina

Argentina mantiene todavía muchas políticas proteccionistas a favor de la estatal Aerolíneas Argentinas, por lo que pone muchas restricciones a nuevos operadores, incluyendo filiales de aerolíneas tradicionales como LATAM, que tuvo que cerrar su filial argentina, y Avianca que no pudo iniciar. Actualmente solo la aerolínea local Flybondi opera como aerolínea de bajo costo, pero sus operaciones siguen muy restringidas.

 

Otros países

En otros países como Bolivia y Venezuela por el momento es impensable un negocio así, tanto por el proteccionismo a su aerolínea bandera, como sus políticas económicas izquierdistas que no buscan una sana competencia entre empresas sino servicios restringidos controlados por el Estado. Y Ecuador está apenas en una etapa de comenzar la liberación del transporte aéreo, luego del deceso de Tame que los dejó su transporte aéreo en manos de filiales de aerolíneas extranjeras, como Avianca y LATAM, por lo que esperan la resurrección de Ecuatoriana y una nueva aerolínea local llamada EquAir.

Así que, poco a poco, esperando las condiciones adecuadas, las aerolíneas de bajo costo van tomando también una gran proporción del mercado de Latinoamérica, buscando sobre todo nuevos clientes, personas que antes no habían volado por los altos costos y ahora pueden dejar el autobús para un viaje más rápido y cómodo por un precio similar y a veces hasta inferior.


Fuente: transponder1200.com